El Sendero y el Rostro Invisibles

You may also like...

1 Response

  1. Si en algo coincide Carmen con las otras pacientes que han conversado con DM es en que el internista especializado en VIH “es un profesional cercano, que no entra en censura alguna sobre la forma de contagio y que se acerca al enfermo con cari o y respeto”, ha destacado. Seg n Luc a -24 a os de lucha contra el VIH y sin ninguna muestra de deterioro en su rostro-, su internista le abri un camino a la esperanza en 1988.